Crossprensa

Si yo pude…

No se ni como empezar, pero si antes que nada GRACIAS! A los papás de Juan Francesco por hacerme parte y por ser parte de algo que si está naciendo en él y se llama PASIÓN, y ya está. Si es así: Misión cumplida. Como fue en la Vintage lograr que los veteranos «vuelvan a ser», en esta foto hay un bebé que «empieza a ser…» Y cuanta responsabilidad me carga!!!

Cuando nació Juan Francesco, hace un año, con la mejor buena onda se acercó el papá a contarme con una foto y obviamente al instante ese bonito bebé pasó a ser Crossprensa! Y no es la primera vez que pasa pero cada vez es diferente y renovadamente emocionante porque se van entendiendo cosas como por ejemplo tener la responsabilidad de que un humanito como él, empiece este camino de pasión que en este país sabemos lo difícil que se hace! Pero si logro que se transforme en un piloto, llenarlo de pasión y ganas, convencer a la madre que lo deje, al padre que le enseñe, y que la familia esté detrás apoyándolo sabiendo TODO lo que implica correr en motocross, para mi ya está y mi misión está cumplida como fanático, como ex piloto, como periodista y como impulsor de este deporte desde todos los lados que pueda hacerlo, pero desde que una vida comienza… que responsabilidad!

Pero si yo pude…

Tener muchos «ahijados virtuales» con panzas de mamás embarazadas escritas con el nombre de Crossprensa, implica mucho mas de lo que quieran significar o pensar, es algo que nos da tanto orgullo! Y ni yo ni nadie sabe donde puede llegar ese chico que quizás nunca salga de un provincial o quizás se convierta en el primer campeón del mundo argentino!

Miren esos ojos, la alcancía y encima el nro. 32! MI NUMERO, el que siempre tuve como cábala en algún lugar aunque poco lo pude usar, en esos años no se podía cambiar de número como quería cualquiera, y como pasa ahora.

El gesto de amor de sus padres hacia nosotros, es gigante. Y si, nos emocionó… Porque alguna vez curarán raspones, pondrán hielo en moretones, y también no se comprarán algo para ellos porque hay que cambiar el pistón de la moto de Juan Francesco. Pero así es la pasión, y cuando se entiende de raíz es muy difícil cortarla, y es cuando esas raíces se extienden para que crezca en mas gente también.

Que ganas de abrazarlo, sentarlo en mi moto, verlo sonreír, que los padres me lo presten un ratito para sentir esa piel con olor a «nuevo», porque alguna vez tendrá olor a tierra, a transpiración, olor a motocross.. Y ahí ya será él.

No se ni como decirles gracias, mas que diciéndolo. Y que cuenten con Crossprensa (como todos y como cualquiera) para lo que podamos hacer o ayudar para que crezca sobre una moto.

Pero voy a dejar de escribir porque se me nubla la vista, creo que se me metió un #32 en el ojo que vino volando desde 9 de Julio…

Pampero. Un loco apasionado.

P.D.: Esto me decía Yesica, la mamá, cuando mandó la foto de tapa. Como no emocionarme?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *