Crossprensa HOT NEWS

Juanchi, ya ganaste!

Encarar este tipo de notas no es fácil. Hay una cuestión de íntima confianza, y cariño con José que es el papá de Juanchi porque siempre demostró una enorme pasión por este deporte y mas por Juanchi, su hijo.

Un día, le dijeron que Juanchi tenía «algo» que algunos definen equivocadamente como autismo, y otros acertadamente como Sindrome de Tourette… pero la moto pudo mas.

Terribles y estúpidos condicionamientos sociales llevan al susto a algunas personas, padres incluso, que no se animan a hablar de ciertas cosas, porque precisamente lo cruel de la sociedad (además de la falsedad de sentimientos), imponen esta posición de esconder, temer, angustiar.

Pero con José (Josefo) no fue tan así. Tuvimos charlas de las largas, las del saludo, las de mostrar a Juanchi en la moto, compartir cosas y siempre la moto de carrera en el medio. Fue SU MODO de poner en el mundo a su hijo, y eligió un camino que si bien no es fácil pudo demostrar que es posible.

Son cosas que siempre admiré, conocí, investigué para saber porqué y como pasan, y sin tener explicación porque no son una enfermedad, suceden. Se aceptan, se tratan, se acompaña, y también se disfruta muchísimo de cada logro, mas si es con un hijo. Desde el día a día, la escuela, tener la atención, un abrazo, un beso, sacarlo de ese mundo propio para ponerlo en otro de ruido, color, amigos, olor a nafta, motores calientes…

Son cosas que se hacen con pasión. Y no hablo del Enduro o el Motocross. Hablo de la vida y de nada mas ni nada menos que un hijo. Hubo momento del PORQUÉ, de angustia, de llanto mordiendo la almohada pero para descargar nomás, porque el lugar que dejan vacío esas lágrimas se llena con sentimiento positivo para cargar de nuevo las pilas y arrancar un nuevo día, luchando con la vida.

Nos pasan cosas muy humanas en Crossprensa por lograr el contacto con la gente desde siempre, y lejos de ser una posición de soberbia u orgullo. Lo hacemos mano a mano, en público o privado, no dejamos de hablar o de contestar a nadie. Y cuando un padre comparte estas cosas con nosotros haciéndonos parte, vale tanto o mas que un mensaje de Cairoli, Prado o McGrath. Son cosas diferentes porque unas son INFORMACIÓN o DIFUSIÓN. Otras son puro cariño…

Roberto Hillairet largando la primera carrera de Juan Lozano, en Gualeguaychú.

José, fuiste el mecánico del alma de tu hijo para que largara su primera carrera con el motor a fondo.

Juanchi, con semejante preparador, mi amigo, vos YA GANASTE.

Y alguna vez, no quisiste. Hoy ni pregunté, porque la nota se la ganaron los dos. Están en el podio de la vida.

Gracias, por la onda y la confianza.

Pampero.

Y por muchas vueltas a casa, así.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *