HOT NEWS Motocross MX

VIERNES RETRO: REUTEMANN Y EL MOTOCROSS…

Hablar de Carlos Reuteman es resumir automovilismo. Contar historias desde que comenzó a correr, su tiempo en Manucho que es su pueblo Natal, muy cerca de Santa Fe, capital. La toma de aire que se cayó cuando venía ganando, el campeonato que perdió con Alan Jones, y mucho mas… pero a nosotros, nos gusta el motocross, pero sin que nos deje de interesar todo tipo de fierro rugiente! Aquí les contamos una historia que con el tiempo, al menos entre los fanáticos, se transformó en un verdadero mito.

Corría el año 1976, y Carlos Alberto Reuteman (Alias LOLE, porque de chico decía muy a menudo «voy a ver lolechone…»), vivía en Lloret del Mar, España. Por circunstancias de su popularidad porque ya era un piloto TOP, conoce a Francisco «Paco» Bultó, dueño y creador de la marca (y la fábrica) Bultaco (también de Montesa, y era el abuelo del ex piloto de 500cc Sete Gibernau). Bultó lo invita a conocer la fábrica, se hacen amigos, y lo invita a Carlos a probar una de las motos, cosa que hizo junto con el entonces piloto oficial, el norteamericano Jim Pomeroy (que corrió contra Claudio Pesce en USA. Pomeroy fue un famosísimo piloto en norteamérica).

La Bultaco MK7 250cc, del año 1976 vino a Argentina, y fue a Manucho, el pueblo donde les contamos que nació el ex-F1, pero mejor escuchamos lo que dice el propio Carlos Reuteman sobre la moto, y pedimos disculpas por la calidad de la imágen, pero vamos a digitalizar toda la nota de Alejandro de Brito con una charla espectacular, para que la disfruten completa. Y al final, ni era enduro ni la usó para andar en los terraplenes como dijeron tantas veces… Para eso tenía la Dominator Roja.

La Bultaco está ahí, en su campo. En un galpón… tapada con una lona y durmiendo sueños de gloria.

En la foto de abajo (De la que desconocemos el autor, por lo que nos es imposible poner el crédito pero es de la revista Corsa y sacada en Santa Fe) y que pertenece a la colección de Alejandro de Brito, vemos a Carlos Reuteman montado en LA BULTACO.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *