Sin categoría

Darío Arco está de vuelta.

Mas de 90 días sin moto para alguien como Darío Arco, es prácticamente sufrir de inanición. O de abstinencia sexual. In-so-por-ta-ble!

Pero ya está de nuevo en pista, tomando ritmo, enamorando otra vez a «esa rubia tentación» que se llama RMZ450 y ansioso por tomar su lugar nuevamente en el Argentino de Motocross para salir a pelear carreras.

1- Darío, volviste por fin a la moto! cuanto tiempo sin subirte?
Nestor como estas, si ya estoy arriba de la moto nuevamente, desde la carrera del EDV no me subía a la moto, fueron 90 días abajo de la moto,me opere un 25 de marzo y hace dos semanas volví a girar! Así q estoy feliz de volver a hacer mi trabajo y que además disfruto mucho porque amo hacerlo!
2- Se siente extraño o tenés algo que moleste con esa fijación?
Me siento excelente, no tengo ningún tipo de molestia, las molestias o dolores son producto de estar 90 días sin andar, el cuerpo se tiene q acostumbrar nuevamente, ahora empieza la etapa donde tengo que entrenar fuerte para volver al nivel que tenía y creo que en agosto voy a estar óptimo para estar corriendo nuevamente, obvio que me tengo que sentir al 100 por ciento sino, será un mes mas mi vuelta al MX nacional!
3- En la primer toma de contacto con la moto, que fue lo que mas te costó?
zzzzzz2352713_n

Los primeros días fueron muy tranqui, conectarme otra vez con mi compañera, y me dedique a jugar como hace mucho no lo hacia, la segunda vuelta del primer día salte una meseta y tenía ganas de hacer un whip, y así lo hice y de la emoción casi caigo marcha atrás jajajajaja, pero en realidad no me costo volver a manejar, uno no se olvida de manejar, ahora hay que trabajar y volver al ritmo de poder girar 30 o 40 minutos a tope como antes los hacia, hoy son solo 5 vueltas las que tengo rápidas, ajajaja voy a hablar Con conam para q baje el tiempo de carrera, y que sean 5 vueltas…….(chiste) Jajajaja
Y así, como siempre, con la mejor onda nos contestó Darío en pleno entrenamiento en Otamendi junto a Pedro Destéfanis. Lo volvermos a ver dentro de poco. Lo peor ya pasó y es una felicidad tenerlo de vuelta luego del susto que nos pegamos todos.
P.D.: Darío ruega encarecidamente que por su operación en el cuello, ni se les ocurra comenzar a llamarlo COGOTE. Muchas gracias de parte de la redacción de Crossprensa.
zzzzzz2352711_n