MX

Diego Errobidart, QEPD.

La noticia nos llegaba golpeando, como cada vez que pasa. Diego Errobidart había sufrido un accidente entrenando en el circuito de Azul, y estaba en un coma profundo y grave.

Y nos parte el alma, el entusiasmo, el volver a preguntar PORQUE? Y volver a la estúpida frase de consuelo de SE FUE HACIENDO LO QUE LE GUSTABA. No es fácil digerir esto, no es fácil contarlo, no me gusta, porque ya no puedo contener las lágrimas, duele mucho. Es un piloto de motocross! No uno mas, sino uno menos.

Diego tomó un salto, algo pasado, la moto se va desde atrás, como haciendo un wheellie en el aire, la suelta y cae de cabeza rompiendo el casco y la pechera. Un golpe muy fuerte que lo dejó en un coma irreversible que hoy Lunes tuvo el desenlace esperado aunque no el querido porque son los momentos en que nos aferramos a Dios, la oración, la súplica y todo eso que nos brota por mas inútil que sepamos que sea, no podemos dejar de hacerlo.

Nos duele. Nos golpea.

Diego, no quiero que descanses en paz, quiero que agarres todas las nubes de peralte y salto, a fondo, disfrutando de esta pasión que a nosotros no nos deja vivir en paz, no tendríamos porqué morir en paz sino haciendo esto que amamos.

A su familia, el mayor respeto. Nunca acompaño en el sentimiento a nadie, porque no se ni nadie sabe cuales son sus sentimientos, solo dolor.

Abrazo a todos los amigos que lo sienten así. Gracias Ezequiel Tosoni, gracias Pablo Torrado.

Pampero.